El reto de atravesar los tres umbrales

joan-marc-ramos.thumbnail

Joan Marc Ramos

Es filólogo y doctor en Ciencias de la Educación (con especialización en didáctica de la lengua y la literatura). Ha trabajado en varios institutos de educación secundaria. Actualmente ejerce como profesor de lengua catalana y literatura en el Instituto Premià de Mar. Está vinculado al Departamento de Didáctica de la Lengua y la Literatura de la UB desde 1996. Es miembro del Consejo de Redacción de la revista Dotze18 y Aula de Secundaría del editorial Escalón.

Debo a la profesora Yolande Brénas una de las metáforas que mejor explica la distancia entre los planteamientos de las instituciones educativas, y buena parte de los teóricos de las ciencias de la educación, y la recepción que hace de estas ideas el profesorado que trabaja a pie de obra. La profesora e investigadora francesa se da cuenta de que, para poder llevar a cabo una clase de literatura en secundaria con cara y ojos necesita que su alumnado atraviese tres umbrales.

El primer umbral lo denomina umbral físico. Este hace referencia a que  los alumnos entren a su aula y se sienten en su silla. Cualquier persona que tenga experiencia en un instituto sabe que no es un reto nada fácil. Demasiados alumnos se quedan en casa, en los pasillos, se autoexpulsan y utilizan mil y una estrategias para “no estar”. Lamentablemente, este factor ha sido a menudo obviado por las instituciones y, todavía peor,  en demasiadas ocasiones se ha culpado al profesorado de esta situación cuando es obvio que no tiene ninguna culpa.

Una vez en clase, el alumnado tiene que atravesar el umbral que Brénas denomina epistémico. En esencia, implica que el alumno se ponga en movimiento, que se ponga a trabajar, a hacer aquello que el profesorado plantea en el aula: escuchar una explicación, realizar unas actividades, visionar un documento… Este umbral es el preferido de los alumnos trabajadores, les permite demostrar que, al final de la sesión, hay un producto acabado; en la mayoría de los casos, una serie de ejercicios. Desgraciadamente, la superación de este segundo umbral no permite a la autora llevar a cabo su clase de literatura tal como querría.

1777454_xxlPara una buena educación literaria, le hace falta que el alumnado atraviese el umbral epistemológico. Este tercer obstáculo implica que el aprendiz adopte una actitud favorable al aprendizaje de aquella materia, es decir, el posicionamiento específico que la lógica de esta materia exige. En el comentario de una obra literaria, por ejemplo, este posicionamiento pasa indefectiblemente por la activación de unos saberes previos o por la predisposición a la inferencia. Disfrutar de un poema va más allá de una comprensión literal de las palabras que lo conforman y no todos los alumnos se sitúan en esta predisposición a la duda, al cuestionamiento de las explicaciones, a la discusión de las diversas interpretaciones.

Creemos que no se trata de un planteamiento estrictamente literario, sino que se puede transferir a cualquiera de las materias: todos vemos en el entrenamiento deportivo de nuestros hijos, además del esfuerzo, un sentido; se trata de la misma lógica aplicada a otras aptitudes.

Brénas se da cuenta, como cualquier profesor de secundaria, que la superación de estos umbrales es heterogénea dentro de un grupo clase, tanto por el número de alumnos que lo hacen como por el momento en que lo hacen. El profesor que reclama del alumnado esta predisposición tiene que elegir el momento en que se da cuenta que suficientes alumnos están con él para empezar puesto que, si los tiene que esperar a todos, quizás no pondría en marcha nunca la clase.

Fijémonos que, en este tercer umbral epistemológico se encuentra la síntesis de la mayoría de competencias básicas que describen los documentos oficiales: aprender a aprender, iniciativa, el trabajo en grupo, la comunicación, la sensibilidad artística…Todas ellas dependen de ponerse en situación de aprender, de tener una predisposición positiva a pensar.

Las autoridades nos dicen que la sociedad del futuro exigirá personas acostumbradas a atravesar el tercer umbral. Los que sólo sean capaces de trabajar de manera mecánica parece que tendrán dificultades puesto que serán sustituidos por máquinas. Todo apunta en esta dirección, a pesar de que, Gregorio Luri, en su artículo del diario Ara del 27-4-2013 se mostraba desconcertado incluso por el futuro de los que hayan hecho bien los deberes desde pequeños: actualmente vemos que, incluso algunos de  nuestros exalumnos que han estudiado y se han formado cómo hacía falta no han tenido éxito. Las soluciones, por lo tanto, están muy lejos de la evidencia.

De momento, aun así, sólo se nos ocurren dos conclusiones provisionales a partir de la metáfora de los tres umbrales:

a. Todas aquellas reformas políticas y propuestas de innovación educativa que no tengan en cuenta esta realidad serán desterradas por el profesorado puesto que no se adecúan a la realidad diaria que les toca gestionar.

b. La experiencia profesional, más que las pruebas cuantitativas, lleva a pensar que la línea de actuación preferente de los docentes tiene que ser plantear, siempre que puedan, retos didácticos que permitan el alumnado atravesar el umbral epistemológico: el razonamiento, la discusión, las actividades abiertas tienen que ser presentes en las aulas.

Advertisements

Etiquetes: , , ,

Categories: Artículos, General

Conéctate a Aula de secundaria

Suscríbete a nuestros RSS y redes sociales para recibir actualizaciones

One Comment a “El reto de atravesar los tres umbrales”

  1. 9 Mai 2013 a 15:48 #

    Molt interessant. Convida a reflexionar sobre la nostra feina d’una manera intel·ligent, cosa no gaire habitual avui dia. Gràcies, Joan Marc (i Yolanda Brénas, és clar)

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: